Visón europeo; visó europeu

Mustela lutreola


Todas las especies - Totes les espècies


1872-1876 Vilanova y Piera

Alemania/Deutschland

<<LOS VISONES - VISÓN. Las martas se enlazan con las nutrias por el intermedio de dos especies poco conocidas por cierto, habitantes del norte y este de Alemania la una, y de América la otra; tales son los visones, con los cuales se ha formado un grupo aparte entre los mustélidos. CARÁCTERES.- Estos animales tienen el hocico ancho y plano, las orejas redondeadas, como las de la nutria, y los dedos reunidos hasta más de la mitad de su lomgitud por una membrana cubierta de pelo. En todo lo demás del cuerpo aseméjanse a los vesos [turones], cuyo tamaño tienen, poco más o menos, DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA.- Los visones se encuentran en Europa y América. Las dos especies conocidas son. El visón de Europa o de cabeza de nutria (Vison lutreola) y el meink o visón americano [...]. Un cazador de Lubeck [estado de Schleswig-Holstein] me hizo el obsequio de facilitarme detalles exactos acerca de la especie europea; Audubon y, más tarde, el príncipe de Wied, nos han dado la descripción de la especie americana. [...] No tenemos tantos datos acerca del visón de Europa; desconocido de muchos cazadores, ha sido descrito por Wildungen como un animal muy raro en Alemania. Dice que hacía mucho tiempo deseaba tener uno, y que al fin lo consiguió merced al celo infatigable y a la bondad del conde Mellin.

[Cita:] "Cuando anda o salta, su lomo arqueado y su agilidad para pasar por las aberturas más estrechas, comunican al visón cierta semejanza con las martas. Está como el hurón en continuo movimiento; registra todos los rincones y agujeros; corre mal; no trepa a los árboles, pero nada tan admirablemente como la nutria, y puede estar mucho tiempo debajo del agua. No tiene bastante fuerza para resistir las corrientes rápidas, y se le encuentra con preferencia en las márgenes de los riachuelos. La hembra para sus hijuelos en abril o mayo; nacen con los ojos cerrados y los oculta en lugares secos, a cierta altura, y entre las raíces de los árboles o en las rocas. Es aficionado el visón a los lugares desiertos y silenciosos; evita el encuentro del hombre y se libra de todas sus acechanzas, sin dejar por eso de visitar los corrales, donde mata todo cuanto puede, aunque no lo hace así más que en las casas aisladas. No tengo noticia de que haya penetrado nunca en los pueblos. Aliméntase principalmente de peces, ranas, cangrejos y molúscos, siendo probable que devore también las chochas y pollas de agua. Como la piel de este animal tiene un precio muy subido, aunque sea la de verano, se le caza activamente y va escaseando cada día más. Si no le hubiera favorecido la temperatura benigna de estos últimos inviernos, habría desaparecido completamente de la Pomerania sueca, donde lo observó Mellin."

Esto es todo cuanto sabemos del visón de Europa; habíase generalizado la opinión de que no existía ya en Alemania, pero felizmente no es fundada, puesto que se encuentra este carnicero en todo el norte de aquel país, aunque siempre aislado. Su verdadera patria es la Europa oriental, la Finlandia, Polonia, Lituania y con bastante frecuencia Rusia; se le encuentra desde el mar Báltico hasta el Ural, y desde el Dwina hasta el mar Negro; y también en Transilvania y Galitzia [Ucrania]. Veíasele aún a fines del siglo último en Pomerania, Mecklemburgo y Brandemburgo; y se hace mención de él en los registros de caza del conde Schulenburg-Wolfsburg. En este siglo ha comenzado a escasear más; según Blasius, en 1852 fue cogido un visón en el Hartz (condado de Stolberg) ,Harting dice que en 1853 se cazó otro cerca de Brunswick, y un tercero en la inmediaciones de Ludwigslust, en el Meklemburgo. Se sabe que existe en el Hostein, pero no se tienen datos muy precisos. Por lo mismo he recibido con mayor gusto las noticias siguientes que me facilitó hace poco el guarda-bosque Claudio, cazador y naturalista distinguido:

[Cita:] "Por lo que yo sé, encuéntrase el visón en los alrededores de Lubeck, donde lo conocen al menos de nombre, todos los cazadores; se le halla en un espacio de algunas millas cuadradas, limitado al norte por el lago de Himmeldorf, al sur por el de Schall y al este por el de Dassow. Siempre se le ve solitario, mas no se le persigue mucho porque su piel es poco estimada. No recuerdo haber oído decir que es le cogiera con trampas, así es que solo por casualidad cae en poder del cazador, pues únicamente en invierno, cuando hay fuertes heladas, se le puede penetrar en su dominio. Resulta de aquí que apenas se sabe nada acerca de las costumbres del animal durante la buena estación. Según recuerdo, solo una vez encontró un vecino mío, que cazaba gallinetas a fines de julio, cuatro o cinco visones pequeños, los cuales estaban en un agujero con su madre; pero era de esperar, llevóselos la hembra y no se pudo hacer observación alguna. Cuando se sale a la caza de ánades se encuentra alguna vez un visón a tiro, y nunca se le perdona, porque se aprecia su piel, aunque sea la de verano. Hace pocos años fue muerto uno por casualidad en el tronco de un sauce. En invierno, por el contrario, se ve con frecuencia al visón, sobre todo en la caza de vesos [turones]; unas veces se le tira, y otras le alcanzan los perros, o bien se le coge en una trampa; mas el cazador que se apodera de él, no experimenta la alegría del naturalista, porque la piel del visón no vale la mitad que la del veso. No se da por ella más que un florín, el mismo precio que hace cincuenta años, en tiempo de Dietrich de Winkell, atendido a que no es buscada por el comercio para el uso personal. El visón tiene las mismas costumbres que el veso y la nutria; su pelaje es lustroso como el de ésta; la cola y hocico cortos como en de aquel, siendo ésta la razón de que se le pueda considerar aquí como un mestizo de estos dos animales. El visón habita las orillas pedregosas y cubiertas de cañaverales de los lagos y aguas corrientes; lo mismo que el veso, alójase en los diques y bajo las raíces de los alisos, lo más cerca posible del agua, su madriguera tiene pocas aberturas, y todas por el lado de aquella, sin que se encuentre ninguna galería en otro sentido. Si se le persigue en su retiro, escápase el veso por la parte de tierra, donde encuentra muchos refugios; pero no lo hace así el visón, que salta al agua acto contínuo para perderse de vista. Su manera de nadar es notable; no manotea alternativamente con sus patas como lo hace el veso, sino que avanza por medio de sacudidas sucesivas, con una ligereza sorprendente. Rara vez se consigue matarle cuando está sumergido; permanece largo tiempo debajo del agua, y cuando reaparece se halla ya a gran distancia; en este elemento no tiene nada que temer de los perros que le persiguen. Su pista se asemeja completamente a la del veso, y engaña al más experto cazador, porque la corta membrana de sus pies no se imprime en el suelo. Durante el invierno se debe buscar este animal en sitios donde tarda mucho el agua en helarse, cerca de las zanjas de suave pendiente, en las inmediaciones de las corrientes o de las cascadas, y por regla general, en todos los lugares donde se encuentra el veso, que como es sabido, se introduce hasta debajo del hielo para buscar ranas. De vez en cuando se ve a este animal entado sobre la nieve, y tan cubierto de cieno o limo, que no se le reconoce. Hasta que tenga el gusto de coger uno de estos animales para observarle bien, no quedaré satisfecho. Entre tanto os envío la piel de un visón, que fue muerto en Mecklemburgo en el mes de marzo de este año (1863), y vendida en Lubeck."

CAZA.- El visón se coje con toda clase de trampas; también se hace uso de la escopeta, pero se necesita herirle muy bien, porque es muy tenaz para la muerte. CAUTIVIDAD.- Cuando es pequeño se domestica facilmente; Richadsson conoció a cierta canadiense que llevaba uno en el bolsillo de su vestido [visón americano] [...]. No se sabe aún absolutamente nada acerca del género de vida del visón de Europa en estado de cautividad.>>

[VILANOVA Y PIERA, J. (1872-1976). La Creación. Historia Natural. Montaner y Simón Editores. Rambla y Plaza Cataluña, 18 y 20. 1872: Volum I (Mamíferos); 1873: Volum II (Mamíferos), Volum III (Aves); 1874: Volum IV (Aves), Volum V (Reptiles y Peces); 1875: Volum VI (Articulados); 1876: Volum VII (Botánica), Volum VIII (MINERALOGÍA: Geología y Paleontología)]


Nota: No extraemos toda la informació de los diccionarios sobre plantas ni animales domésticos, a no ser que tengan alguna particularidad especial, bien sea la variedad, utilidad, etc. En todo caso, en el pdf se pueden buscar palabras concretas.


www.jacint.es  -  portellweb@yahoo.es

Recopilación bibliográfica y transcripciones de Jacint Cerdà

En continua actualización.